Malla de ciberseguridad: gestión de riesgos más eficaz

Malla de ciberseguridad: gestión de riesgos más eficaz 

Aunque los avances tecnológicos aportan innovación y comodidad, también abren la puerta a ciberamenazas en constante evolución. En el panorama actual de la seguridad de la información, la necesidad de adaptarse e innovar nunca ha sido tan imperiosa. 

Según un reciente estudio de Gartner, se espera que la inversión mundial en seguridad de la información alcance la impresionante cifra de 187.000 millones de dólares a finales de 2023, lo que supone un aumento del 11,1% con respecto al año anterior. Este crecimiento indica una creciente concienciación sobre la importancia de la ciberseguridad. Sin embargo, Gartner también subraya que, a medida que las amenazas se diversifican e intensifican, los responsables de seguridad tendrán que actualizar sus estrategias y conocimientos. 

Desde 1996, ISH ha sido un faro de innovación y fiabilidad en el sector, evolucionando de integradores a líderes en servicios de seguridad gestionados. Con esto en mente, ISH ha desarrollado un marco de madurez para los clientes, estructurado en cinco niveles: Gobernar, Conocer, Fortalecer, Gestionar y Supervisar.  

Este modelo no sólo guía a los clientes a través de un proceso de refuerzo de su ciberseguridad, sino que también refleja nuestro enfoque holístico, que entiende la seguridad como un ciclo continuo de mejoras y adaptaciones. El resultado de este nuevo modelo de construcción, basado en el viaje de madurez de la seguridad de la información, es la Malla de Ciberseguridad. En este artículo, exploraremos y comprenderemos mejor este concepto. 

¿Qué es la arquitectura de malla? 

A partir de la identificación de las necesidades del entorno del cliente, realizada a través de un análisis de su viaje de seguridad, el modelo de servicio propuesto por Mesh Architecture se construye integrando servicios estratégicos como consultoría, gestión de vulnerabilidades, servicios gestionados de seguridad, inteligencia de amenazas y gobernanza. 

 Esta estrategia se desarrolla de forma que permite gestionar entornos complejos y descentralizados, gracias a su adaptabilidad a las demandas del cliente. De este modo, es posible reforzar la ciberseguridad de forma ágil y eficiente, competencias fundamentales para mantener el entorno tecnológico más seguro. 

El modelo estratégico de Arquitectura de Malla se construye a través de los siguientes pasos: 

  1. Analizar y reconocer el entorno 

En esta fase se reconoce plenamente el escenario de la empresa. Se analiza cómo acceden todos los usuarios a los dispositivos y datos, a qué normativas están sujetos, su gestión de la privacidad y la de terceros. También se mapean los activos y las vulnerabilidades. La fase de análisis es fundamental para no malgastar recursos en superficies de bajo riesgo para el negocio.  

  1. Creación del Plan Estratégico de Seguridad de la Información 

Tras analizar y comprender el nivel de exposición a vulnerabilidades al que está sometido el cliente, ya sea en activos, cumplimiento o a través de terceros, comienza la creación del plan estratégico de seguridad de la información. Se cartografían todos los activos y superficies de ataque y se les asignan las protecciones adecuadas, es decir, se desarrolla la estrategia de seguridad para cubrir todas las superficies de ataque cartografiadas.  

  1. Construcción del modelo de arquitectura de malla  

  Una vez realizado todo el análisis y la planificación, ha llegado el momento de aplicar el plan estratégico de seguridad de la información y construir la arquitectura con las soluciones y servicios necesarios. Para construir una arquitectura de seguridad de la información eficaz, hay que prestar atención a las siguientes fases y desarrollar un procedimiento de seguridad para cada una de ellas: 

  1. Gestión de los niveles de ciberexposición 
  2. Telemetría de controles en el entorno 
  3. Gestión de posturas y ciberinteligencia 
  4. Supervisión de eventos
  5. Triaje de incidentes
  6. Respuesta a incidentes
  7. Mejora continua

Una vez implantado todo el plan de gestión de la seguridad, se debe trabajar sistemáticamente en la mejora de los procesos que se están llevando a cabo. Esta mejora se consigue mediante el trabajo continuo de creación de simulaciones de intrusiones, automatización de procesos, documentación y análisis de indicadores, enriquecimiento de datos con el uso de ciberinteligencia, mejora del plan de respuesta a incidentes, entre otras acciones.  

Ventajas de implantar la arquitectura CSMA 

La implantación de la arquitectura CSMA representa un gran avance en el planteamiento de la seguridad, ya que aporta numerosas ventajas a las empresas. Algunas de ellas son: 

  • Prevención de fugas y filtraciones de datos: Gracias a su capacidad para ofrecer protección adicional, la arquitectura mallada es indispensable para prevenir amenazas y filtraciones de datos. 
  • Entorno de seguridad eficaz: la adaptabilidad de Cybersecurity Mesh la hace indispensable para las empresas que buscan la transformación digital y proporcionar un entorno de seguridad consolidado. 
  • Optimización de la inversión en seguridad: al optimizar los procesos y fomentar la colaboración entre los puntos de control, la arquitectura de malla maximiza el rendimiento de la inversión en seguridad, garantizando que cada céntimo invertido cuente en la lucha contra las ciberamenazas. 
  • Visibilidad unificada: consolidar la información de varias soluciones de seguridad en una visión única y coherente es vital para tomar decisiones informadas sobre los riesgos. 

Cybersecurity Mesh: el futuro de la gestión de riesgos de ciberseguridad  

La estrategia de implementación de la arquitectura CSMA permite flexibilidad y personalización, haciendo que la gestión de vulnerabilidades sea más eficaz y adaptable a las diferentes necesidades. Para los CISO (Chief Information Security Officers), esto se traduce en una revolución en la forma de gestionar los riesgos, proporcionando resiliencia, agilidad y escalabilidad. Al permitir orquestar diferentes soluciones en una única estructura, se crea una visión unificada y coherente

Para el mundo empresarial, es vital mantenerse a la vanguardia adoptando y aplicando las mejores prácticas para garantizar la integridad, confidencialidad y disponibilidad de datos y recursos. 

Con el continuo crecimiento de los ciberataques y la constante evolución tecnológica, ISH está preparada para afrontar los retos que se avecinan, garantizando que sus clientes estén siempre un paso por delante en seguridad digital. Para saber más, ponte en contacto con el equipo de expertos de ISH.